Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
:-)
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Casa Colón

Huelva

Audioguía de la Casa Colón

Qué ver en la Casa Colón

Antes de nada, deja que te digamos que la Casa Colón de Huelva nunca fue la residencia de don Cristóbal; no vaya a ser que te despiste el nombre de este edificio. Y no lo fue, entre otras cosas, porque se construyó varios cientos de años después de la aventura de las tres carabelas. Exactamente entre 1881 y 1883. Vamos, que Colón ya era abono de cipreses desde hacía unos pocos siglos...

leer más

Antes de nada, deja que te digamos que la Casa Colón de Huelva nunca fue la residencia de don Cristóbal; no vaya a ser que te despiste el nombre de este edificio. Y no lo fue, entre otras cosas, porque se construyó varios cientos de años después de la aventura de las tres carabelas. Exactamente entre 1881 y 1883. Vamos, que Colón ya era abono de cipreses desde hacía unos pocos siglos...

Por aquellos días, la ciudad empujaba fuerte gracias a las empresas extranjeras que, como la Rio Tinto Company Limited, se habían establecido aquí para explotar las minas de la zona. Aquellos empresarios tenían grandes planes y pensaron que era buena idea levantar un hotel de lujo para alojar a todos los directivos y personajes importantes que por aquí empezaban a pasar. Gente VIP que diríamos ahora.

En la capital había entonces un montón de ingleses y de alemanes vinculados a esas compañías, y así se explica que el principal promotor del Gran Hotel Colón fuera alguien de apellido tan poco andaluz como Sundheim. El arquitecto que se hizo cargo del proyecto, en cambio, se llamaba José Pérez Santamaría, e ideó un edificio de líneas depuradas en el que había influencias inglesas, modernistas y coloniales, y al que se dotó de instalaciones y mobiliario de lo más lujoso y avanzado.

La suntuosa obra también serviría como sede para la celebración del cuarto centenario del Descubrimiento de América, que estaba a la vuelta de la esquina y que iba a traer a Huelva presidentes, ministros y demás ilustres.

Llegó 1892 y el hotel con nombre de descubridor genovés, catalán, mallorquín o albaceteño, que ya sabes que el tema aún no está claro, tuvo su momento de gloria. Pero después de ese año dejó de ser hotel, cambió su nombre por el de Casa Colón y pasó a manos de la Rio Tinto Company, que lo dedicó a oficinas corporativas.

A finales del siglo XX, poco antes de un nuevo centenario de la odisea colombina, el edificio se convirtió en propiedad municipal y empezó a ser utilizado como auditorio, sala de exposiciones y escenario de otras actividades culturales. Si te animas a visitarlo, no dejes de darte una vuelta por su cuidado jardín, mientras imaginas cómo aquí se trajeron cantidad de especies desconocidas desde el Nuevo Mundo.

Por cierto, que sepas que tienes otras Casas de Colón. Una la encontrarás en Las Palmas de Gran Canaria, reformada en 1951 y que anteriormente fue parte de la casa del Gobernador. A ella llegó Cristóbal Colón pidiendo ayuda para su épico viaje.

Y también existe la Casa Museo de Colón en Valladolid, donde se dice que acabó sus días el descubridor… Pero esto si que es una historia cogida por hilos, porque lo que parece más cierto es que don Cristóbal murió en un convento hoy desaparecido. Y en está casa simplemente habitaba una familia también apellidada Colón. Luego la historia… Pues eso… Qué parece que lo mezcló todo un poco y lo acabó rematando en 1866 con la colocación de un medallón tallado que reza: “Aquí murió Colón”.


Casa Colón

Plaza del Punto, 6
21003 Huelva
(+34) 959 21 01 87

Google Map

Etiquetas: Eclecticismo, Museos

Otras audioguías de lugares que hay que ver cerca de la Casa Colón