Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
:-)
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

El Rocío

Almonte, Huelva

Seguro que alguna vez habrás visto en la tele una larguísima marea de devotos llegando a la ermita del Rocío, poniéndose nerviosos antes del salto de la rejay sacando la imagen de la virgen en procesión. Y es que esta, no es una romería cualquiera.

leer más

Seguro que alguna vez habrás visto en la tele una larguísima marea de devotos llegando a la ermita del Rocío, poniéndose nerviosos antes del salto de la rejay sacando la imagen de la virgen en procesión. Y es que esta, no es una romería cualquiera.

Si será gordo lo que se monta en la aldea onubense de El Rocío, que en este lugar, de menos de dos mil habitantes, se juntan durante la celebración un millón de personas tirando por lo bajo.

Pero, ¿de dónde viene todo esto? ¿Por qué aquí y no en otro sitio?

Pues empezando por el principio, sabemos que ya había en esta zona una ermita de culto a la virgen en el lejano siglo XIV, y que esa ermita fue arrasada, como tantas otras cosas, por el terremoto que en 1755 casi se traga la ciudad de Cádiz.

Pero además tenemos una leyenda que dice que, en el siglo XV, en el lugar que llamaban La Rocina, un cazador se encontró una imagen dentro del hueco de un árbol. Tenía pinta de llevar allí cantidad de tiempo, así que rápidamente se convirtió en objeto de devoción como la Virgen de La Rocina, nombre que terminaría siendo Virgen del Rocío.

Sin embargo, el culto rociero parece tener un origen pagano, como suele ocurrir en las tradiciones cristianas. Y en este caso podría ser tan antiguo que tendríamos que llegar a los Tartessos, una remota civilización que existió en los actuales territorios de Huelva, Cádiz y Sevilla, y que fue muy influenciada por la cultura fenicia.

Los fenicios tenían entre sus divinidades a Astarté, que es lo mismo que la mesopotámica Ishtar, y venía a representar la vida, la fertilidad y la naturaleza. Un culto que se difundió a base de bien en el territorio de Tartessos.

Pero Astarté era también más cosas, como la estrella de la mañana o la diosa de la Luna y, además, resulta que una de las formas de representarla era una paloma blanca. Y ocurre, fíjate, que la Virgen del Rocío es conocida como La Blanca Paloma y tiene a sus pies una media luna.

Pues nada, ahora ya dejamos que seas tú quien decida si este culto cristiano es una tradición ancestral transformada, o si la imagen que dio origen a todo era una virgen escondida por los visigodos cuando llegaron los árabes en plan agresivo. ¡Cualquiera sabe!


El Rocío


21750 Almonte

Google Map

Etiquetas: Religión

Otros lugares cercanos