Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
:-)
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Catedral de Segovia

Segovia

Si estás delante de la Catedral de Segovia, seguramente te parecerá que tiene una pinta muy gótica. Pero resulta que se levantó en pleno siglo XVI, en mitad del Renacimiento, así que se podría decir que hay arte gótico, gótico tardío, gótico muy tardío, y luego está la Catedral de Segovia.

leer más

Si estás delante de la Catedral de Segovia, seguramente te parecerá que tiene una pinta muy gótica. Pero resulta que se levantó en pleno siglo XVI, en mitad del Renacimiento, así que se podría decir que hay arte gótico, gótico tardío, gótico muy tardío, y luego está la Catedral de Segovia.

La cosa tiene su porqué, naturalmente. En la ciudad existió una catedral anterior, románica, que se mantuvo en pie menos siglos de los que hubiera debido gracias a la guerra civil que arrasó tres cuartos de Segovia y la mitad de otras ciudades castellanas: la Guerra de las Comunidades.

En 1520, la revuelta contra el emperador Carlos V, por entonces un jovenzuelo con poca experiencia, dividió dramáticamente a la población en dos bandos, como siempre pasa con las guerras civiles. Combatieron hermanos contra hermanos y padres contra hijos, y las ciudades quedaron partidas en dos: los barrios o las casas fieles al rey, y los que simpatizaban con los comuneros, que reclamaban algunas cosas a un gobernante con pocas ganas de rendir cuentas a nadie.

Total, que se montó una muy gorda y muy sangrienta. En Segovia, los realistas se encerraron en el alcázar y el otro bando quedó fuera, buscando entre cañonazo y cañonazo la forma de tomar la fortaleza. Pero la ubicación de la antigua catedral dificultaba mucho el asalto al alcázar, así que los comuneros decidieron llevarse por delante un buen trozo, no sin antes tenerlas tiesas con el cabildo, al que no le parecía manera de hacer las cosas.

Los sublevados se abrieron camino picando las piedras románicas, pero en el mismo templo fueron a dar con las fuerzas enemigas, con lo que pronto se lió parda y, entre descarga y descarga, las naves catedralicias quedaron hechas unos zorros.

Cuando terminó la sublevación y las cosas, mal que bien, volvieron a su cauce, el emperador ordenó construir una catedral nueva en otro sitio. Y se decidió hacerla con ornamentos góticos, aunque dicen los expertos que se nota en ella la concepción renacentista del espacio. Bueno… tampoco es muy extraño tratándose del siglo XVI, ¿no?

Diego de Colmenares se ocupó de dejarnos la crónica de la espectacular inauguración del nuevo templo. Fue el 15 de agosto de 1558, y la noche anterior, al parecer, se llenó la ciudad de luminarias de colores, se encendieron antorchas en todas las calles y hasta serpientes y toros de fuego pudieron verse en la plaza.


Catedral de Segovia

Plaza Mayor, s/n
40001 Segovia
(+34) 921 46 22 05

Google Map

Etiquetas: Arte Gótico, Religión

Otros lugares cercanos