Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Sierra Nevada Granada

Si un rayo divino hiciera desaparecer la cordillera de los Alpes, Sierra Nevada estaría a la cabeza de toda Europa Occidental en cuestión de altitud. ¿Lo sabías?

leer más

Si un rayo divino hiciera desaparecer la cordillera de los Alpes, Sierra Nevada estaría a la cabeza de toda Europa Occidental en cuestión de altitud. ¿Lo sabías?

Parece ser que, hace unos treinta y cinco millones de años, el planeta se zarandeó a gusto por esta zona y quedaron formadas aqui dos de las tres cumbres más altas de la España peninsular: el Veleta, de 3395 metros y el Mulhacén, de 3482. Por no dejarte con la mosca, decirte que el segundo lugar de este trio lo ocupa el Pico del Aneto en el Pirineo con sus 3.404 metros.

Volviendo a Granada, decirte que estos montes se han llamado de muchas maneras en los últimos veinte siglos: que si Solarius, que si Monte del Sol y que si Monte del Aire, pero al final tuvo éxito el nombre de Sierra Nevada que se le puso en el XVIII, sin que sea necesario explicarte el por qué. A día de hoy es un parque nacional localizado entre Granada y Almería que, haznos caso, hay que ver.

Pero Sierra Nevada no solo da para regocijo de esquiadores y amantes de la naturaleza majestuosa, no. También tiene sus leyendas, así que te vamos a contar la que explica por qué su pico más alto se llama como se llama. ¿Que cuánto tiene de cierto? Pues lo que tienen las leyendas... Unas más y otras menos.

Muley Hassen era el padre de Boabdil, que pasaría a la historia como último rey moro de al-Ándalus. La cosa es que el hombre fue a enamorarse de Isabel de Solís, una cristiana a la que él decidió llamar Zoraida, o Soraya, y aquel enamoramiento desató la furia de la legítima esposa de Muley, que se sentó a discurrir una buena venganza.

Tanto discurrió que consiguió enemistar a su marido con su propio hermano, El Zagal, y la cosa terminó en guerra civil. No salió bien parado Muley, que tuvo que abdicar en el vencedor, cabreando de paso, a su heredero Boabdil. ¿Resultado? Boabdil se levantó en armas contra su tío y ambos se dieron para el pelo hasta que los cristianos, ya sabéis, aprovecharon el lío para quedarse con todo.

Muley murió entristecido y desengañado, y dejó dicho que lo enterraran lejos de los hombres, en las montañas cercanas a Granada. Para honrar su memoria, a su favorita Zoraida se le ocurrió poner el nombre de Muley Hassen, hoy Mulhacén, al colosal pico que domina esta Sierra Nevada hoy llena de belleza y pistas de esquí.


Sierra Nevada


18417 Granada
(+34) 902 70 80 90

Google Map

Etiquetas: Naturaleza

Otros lugares cercanos