Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
:-)
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Málaga

De Málaga se dicen cantidad de cosas: que si tiene más museos que nadie, que si su clima esto y que si sus playas aquello... Pero lo que no suele contarse es que es una de las ciudades más antiguas de España, y que en las cuevas de Nerja, muy cerquita, hay huellas humanas miles y miles de años anteriores a Chanquete. (en inglés … de antigüedad)

leer más

De Málaga se dicen cantidad de cosas: que si tiene más museos que nadie, que si su clima esto y que si sus playas aquello... Pero lo que no suele contarse es que es una de las ciudades más antiguas de España, y que en las cuevas de Nerja, muy cerquita, hay huellas humanas miles y miles de años anteriores a Chanquete. (en inglés … de antigüedad)

Pero sin irnos tan atrás, resulta que Málaga puede presumir de un antiquísimo y espectacular teatro romano, ya que estamos ante una urbe que fue de cierta importancia para el Imperio, e incluso parece que el pescado malagueño era empleado como ingrediente del garum, una salsa que hacía furor en por aquellos tiempos.

Pero antes de los romanos, fueron los fenicios quienes aterrizaron por aquí para fundar una de sus colonias. La llamaron Malaka, y desde el siglo VIII antes de Cristo hasta ahora se han mantenido cinco de las seis letras del nombre.

Tras fenicios y romanos vinieron los bárbaros, con sus costumbres de bárbaros, a liarla un poco por el lugar; y luego los bizantinos, que echaron la zarpa a estas tierras, ansiosos como estaban de conquistas. La rica y tentadora Málaga, ya ves, no ganaba para invasiones.

¿Quiénes fueron los siguientes? Pues los visigodos, pero estos no durarían más que un siglo ya que los ejércitos árabes venían pidiendo paso a gritos. La Málaga musulmana se las arregló para prosperar y florecer en un al-Ándalus que, poco a poco, era corroído por guerras internas entre omeyas, nazaríes, almohades y demás camorristas. Pero se ve que entre puñaladas y espadazos, aún les quedaba tiempo para levantar cosas como la alcazaba y el castillo de Gibralfaro, lugares que han llegado a nuestros días como recuerdo de una época de esplendor y broncas, a partes iguales.

El resto de lo que hoy tienes a la vista ya es cosa de la etapa cristiana, que empezó en 1487, tras la toma de la ciudad por los Reyes Católicos. Si te das una vuelta podrás ver la catedral, los conventos y las iglesias que Isabel y Fernando mandaron construir por aquella fijación suya con la unidad religiosa.

También verás la casa de los Gálvez, el obelisco dedicado al general Torrijos y el cementerio de los ingleses; todo huellas de una historia que siguió caminando, caminando, hasta llegar al 25 de octubre de 1881. Ese día ocurrió en Málaga algo muy gordo para la historia del arte: en esta ciudad vio la luz Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso.

Y comprenderás que, con un nombre semejante, a Pablo Picasso no le quedó otro remedio que ponerlo todo patas arriba armado con un pincel y una paleta de color.


Málaga

Paseo Antonio Machado, 12 - 5ª Planta, torre B (Ofic. Turismo)
29061 Málaga
(+34) 951 92 60 20

Google Map

Etiquetas: Costa, Vestigios Romanos

Otros lugares cercanos