Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
😀
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Liérganes

Cantabria

Audioguía de Liérganes

Qué ver en Liérganes

Si te gustan los tesoros arquitectónicos, en Liérganes vas a disfrutar mucho. Y si te gustan las leyendas disfrutarás todavía más, porque este pueblo guarda una de las buenas.

leer más

Si te gustan los tesoros arquitectónicos, en Liérganes vas a disfrutar mucho. Y si te gustan las leyendas disfrutarás todavía más, porque este pueblo guarda una de las buenas.

Pero empecemos por lo que salta a la vista: un espléndido conjunto de edificaciones barrocas y clasicistas, mansiones indianas e interesantes ejemplos de arquitectura religiosa. ¿Y de dónde sale todo eso?

Pues de la rica historia de Liérganes, claro. En concreto, arranca con ciertos personajes que alcanzaron importancia política y encargaron, allá por el siglo XVI, señoriales residencias. Ya sabes cómo eran de vanidosos estos nobles.

Los palacios se hicieron después más austeros, siguiendo la moda que el cántabro Juan de Herrera impuso con El Escorial. Pero no tardaría en llegar el barroco para dar un giro a las cosas con su tendencia a lo suntuoso. Aquello encajaba bien con una villa que, desde principios del XVII, fabricaba cañones y munición para la flota imperial española. Y también con los gustos de los primeros indianos, que en el siglo siguiente andaban locos por levantar casas con las que impresionar a sus paisanos.

Todos esos vaivenes dejaron su huella en Liérganes. Y todavía daría alguna vuelta más la historia del pueblo: a mediados del XIX, con el cese de la producción artillera y la apertura del balneario, el lugar se hizo destino de la burguesía más distinguida y florecieron los hoteles, los teatros y las residencias de verano.

Pero como te decíamos al principio, hay una leyenda que estamos deseando contarte: La historia del Hombre pez comienza un día de 1674 en que el joven Francisco de la Vega va con unos amigos a nadar al Miera, y dando brazadas río abajo desaparece de la vista de sus compañeros. Pasadas las horas sin noticias, lo dan por ahogado.

Cinco años después, unos pescadores de la Bahía de Cádiz ven desde sus barcas a un extraño ser acuático. Tras varios días, logran atraerlo y atraparlo en una red, y al subirlo a la embarcación comprueban que es un hombre joven y fuerte, aunque en ciertas partes del cuerpo tiene escamas en lugar de piel. Lo llevan a tierra y el hombre pez permanece días en silencio hasta que, por fin, pronuncia una palabra: Liérganes.

Un fraile lo acompaña al pueblo cántabro donde Francisco es reconocido por su asombrada familia. Se queda allí unos años, silencioso y taciturno, hasta que un buen día vuelve al mar para desaparecer y no regresar nunca más. Hoy, una escultura en la orilla del rio, nos recuerda este episodio.

Así que con una leyenda como esta y quinientos años de arquitectura… ¿Qué más quieres para venir a conocer este pueblo y sus tetas? O sea, los Picos de Busampiro, así llamados por sus femeninas formas. Dos pequeños montes desde los que disfrutar de unas maravillosas vistas que abarcan toda la comarca de Liérganes, llegando hasta la bahía de Santander.


Liérganes

Paseo Hombre Pez, 8 (Oficina de Turismo)
39722 Liérganes
(+34) 942 521621

Google Map

Etiquetas: Los más bonitos...

Otras audioguías de lugares que hay que ver cerca de Liérganes