Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
😀
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Alquézar

Huesca

Audioguía de Alquézar

Qué ver en Alquézar

¿Qué tendrán los pueblos medievales que nos parecen tan irresistibles?... Puedes ir pensándotelo mientras te acercas a Alquézar, a la par que retrocedes hasta el siglo IX, poco más o menos.

leer más

¿Qué tendrán los pueblos medievales que nos parecen tan irresistibles?... Puedes ir pensándotelo mientras te acercas a Alquézar, a la par que retrocedes hasta el siglo IX, poco más o menos.

Por entonces hay leña de la buena por esta zona, como en casi todas las que hacían de frontera entre tierras musulmanas y cristianas. Así que Jalaf ibn Rasid, tras crear la villa de Barbastro, busca una cresta muy alta y manda levantar en ella una fortaleza para defenderse de las incursiones enemigas. Es el al-qasr que terminará dando nombre a una villa que, con castillo y todo, sería conquistada por Sancho Ramírez hacia 1067.

El castillo es rápidamente aprovechado por los nuevos pobladores, pero la Reconquista avanza hacia el sur y el peligro va alejándose poco a poco. Así que les da por rezar más y guerrear menos, y el edificio acaba convirtiéndose en una colegiata románica que los siglos siguientes fueron transformando, como suele ser lo habitual. El resultado es una maravilla con elementos románicos, góticos, renacentistas y muros decorados con frescos. Así que si tenías dudas sobre ir a visitarla… Olvídalas.

Entre los tejados y los callizos, una especie de pasos cubiertos de los que aún quedan ejemplos, se cuenta que era posible recorrer la Alquézar medieval sin poner los pies en la calle.

Una curiosidad que queremos contarte es que quienes crearon esta población tenían un miedo atroz a las brujas. O, más exactamente, a las tormentas que ellas dirigían montadas en sus escobas. Por eso era costumbre usar alguna torre situada en lo alto como esconjuradero, dónde se realizaban hechizos con los que ahuyentar las tempestades. Es por ello que en la Colegiata vivían esconjuradores, o sea, personas encargadas de invocar a Santa Bárbara a diario para que el cielo se mantuviera en calma.

Pero con tormentas o sin ellas, la monumental Alquézar ha sabido escoger muy bien su ubicación: una sierra próxima al Pirineo que recibe las aguas del río Vero entre impresionantes cañones, y esconde, por si fuera poco, cuevas con valiosas pinturas rupestres.

Senderismo, barranquismo, ciclismo de montaña, espeleología… Pocos lugares encontrarás como este para practicar tantas actividades. No deberías perderte el recorrido por el último tramo del cañón del Vero, entre colosales paredes calizas. Pasarás por enclaves como la cueva de Picamartillo y recorrerás pasarelas entre saltos de agua y pozas de color turquesa.

Alquézar. Un lujazo para los sentidos que podrás confirmar paseando y asomándote en cualquiera de los varios miradores que encontrarás por el pueblo.


Alquézar

Barrio Arrabal, 12 (Oficina de Turismo)
22145 Alquézar
(+34) 974 31 89 40

Google Map

Otras audioguías de lugares que hay que ver cerca de Alquézar