Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
😀
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Peñalba de Santiago

Ponferrada, León

Audioguía de Peñalba de Santiago

Qué ver en Peñalba de Santiago

Se cuenta que un día, hace más de mil años, el ermitaño San Genadio trataba de meditar en su cueva. Pero el murmullo del río le distraía, así que dio un golpe con su bastón y ordenó a las aguas que se callasen. El río enmudeció al instante y el valle del Bierzo, lugar donde aconteció tal prodigio, pasó a llamarse Valle del Silencio.

leer más

Se cuenta que un día, hace más de mil años, el ermitaño San Genadio trataba de meditar en su cueva. Pero el murmullo del río le distraía, así que dio un golpe con su bastón y ordenó a las aguas que se callasen. El río enmudeció al instante y el valle del Bierzo, lugar donde aconteció tal prodigio, pasó a llamarse Valle del Silencio.

Esa zona montañosa y agreste, aislada del mundo, era entonces un caramelo para los eremitas que querían retirarse de la circulación y vivir en paz y armonía con la naturaleza y el alma. Así que ya desde el siglo VIII se habían ido fundando aquí monasterios y santuarios, y tantos llegaron a levantarse que el lugar recibió el sobrenombre de Tebaida Berciana, por su parecido con la región del Alto Egipto. Y es que aquí aconteció un hecho que ni la historia ni la religión han podido explicar. Ermitaños de todos los lugares llegaban a esta zona desde diferentes lugares poseídos por una fiebre mística colectiva. Y eso que todavía faltaban muchos años para las quedadas vía móviles o Redes Sociales. El caso es que algo similar paso en la Tebaida Egipcia y de ahí lo de Tebaida Berciana.

Alrededor de uno de aquellos monasterios, y en mitad de una naturaleza muy frondosa, surgió la población de Peñalba de Santiago, que todavía hoy parece medieval. Sus casas serranas de pizarra y piedra gris se agrupan en torno a esa auténtica maravilla que es la iglesia mozárabe, levantada en el siglo X durante el reinado de Ramiro II. El rey hizo de gran benefactor del monasterio y de su templo, y entre sus donaciones estuvo la llamada Cruz de Peñalba, una pieza de orfebrería que hoy es símbolo de la comarca de El Bierzo.

Pero no creas que esa joya la regaló el monarca porque le dio el punto sin más. Él estaba convencido de que, durante la batalla de Simancas, el apóstol Santiago había ayudado a la victoria de sus ejércitos, así que el obsequio al monasterio fue, más que nada, una prueba de agradecimiento. Y por si había que volver a necesitar de la ayuda del apóstol.

No pierdas detalle de la iglesia porque estás ante un tesoro que en el año 937 ya se encontraba aquí. Una rareza con arcos de herradura y dos ábsides contrapuestos en la que se juntan los elementos árabes con los visigóticos y con las muestras de simbología celta.

Probablemente el ermitaño San Genadio no llegó a verla terminada, pues parece que murió un año antes, en 936. Tras ser abad del monasterio y obispo, había vuelto, en los últimos años de vida, al retiro ascético en las cuevas del Valle del Silencio. Una de ellas sigue siendo venerada, e incluso existe una tradición que atribuye poderes curativos a la tierra recogida de su suelo. Pero ya sabes: si quieres un recuerdo, que sea mejor la foto de un sitio en el que las aguas del río se callaron para no molestar a un santo...


Peñalba de Santiago


Ponferrada

Google Map

Etiquetas: Los más bonitos...

Otras audioguías de lugares que hay que ver cerca de Peñalba de Santiago