Ir al contenido principal

Ir al menú de navegación

Alerta

¿Te avisamos?

Si quieres que te notifiquemos cuando publiquemos una nueva audioguía, déjanos tu nombre y tu correo electrónico.
😀
No utilizaremos tus datos con fines comerciales ni los distribuiremos a terceros.
Puedes insertar esta audioguía en tu página web.
Para ello, utiliza el siguiente código HTML:

Ir al menú de navegación

Pontevedra

Audioguía de Pontevedra

Qué ver en Pontevedra

Se cuenta que Pontevedra la fundó Teucro; nada menos que un héroe de Troya que, por estas vueltas que da la vida, acabó llegando a las costas gallegas. Pero si no eres muy de leyendas, quizá prefieras saber que aquí también estuvieron las legiones romanas. Trazaron una calzada que tenía que cruzar el río, y para eso construyeron un puente al que, con los siglos, se llamó Puente Viejo, o Pontus Veteris. De ahí al nombre que hoy tiene esta población, solo quedaba un pasito.

leer más

Se cuenta que Pontevedra la fundó Teucro; nada menos que un héroe de Troya que, por estas vueltas que da la vida, acabó llegando a las costas gallegas. Pero si no eres muy de leyendas, quizá prefieras saber que aquí también estuvieron las legiones romanas. Trazaron una calzada que tenía que cruzar el río, y para eso construyeron un puente al que, con los siglos, se llamó Puente Viejo, o Pontus Veteris. De ahí al nombre que hoy tiene esta población, solo quedaba un pasito.

Pero aunque haber sido morada de los romanos siempre era un buen comienzo, según como se mire, a Pontevedra le esperaban tiempos mejores que harían de su casco antiguo el segundo más hermoso de Galicia, solo superado por el compostelano. La actual ciudad vieja conserva pintorescas plazas de origen medieval, un marcado sabor linajudo y un montón de palacios urbanos con sus escudos y emblemas bien a la vista.

La mayoría de esas casas señoriales son del siglo XVI, época dorada pontevedresa. Aquí estaba entonces el más importante de los puertos gallegos y su poderoso Gremio de Mareantes, una agrupación de marineros que levantó la Basílica de Santa María, templo que por cierto, compartía nombre con la nao de Colón, también construida en los astilleros de esta villa.

Aquella ciudad renacentista ya contaba con un pasado y algunos monumentos ilustres: la iglesia gótica de San Francisco, en la plaza de la Herrería, había despertado en el siglo XIV cierta envidia entre la orden dominica, que quiso ponerse a la misma altura erigiendo el impresionante convento de Santo Domingo. Y entre las ruinas de este último se conserva hoy el sepulcro de Paio Gómez de Sotomayor, un noble caballero que fue enviado al corazón de Asia a ganarse las simpatías del poderoso conquistador musulmán Tamerlán. Se cuenta que una vez allí, lo sentaron en una piedra mágica que sudabasi el visitante mentía, pero Paio superó la prueba y pudo incluso brindar con el terrible asiático. Quizá el pedrusco, confundido por el peculiar carácter del gallego, no supo si sudar o no sudar.

Otro de los símbolos pontevedreses es la Iglesia de la Peregrina, con su planta en forma de concha de vieira, pero las huellas más genuinas del pasado de la ciudad están, probablemente, en el antiguo barrio pescador de A Moureira. En él nació Benito Soto, el último de los piratas de Europa, que hace un par de siglos aterrorizó a medio Atlántico a bordo del Burla Negra y hasta inspiró a Espronceda su célebre poema filibustero. Ya sabes, el de con diez cañones por banda, viento en popa a toda vela, no corta el mar sino vuela, un velero bergantín…

Dicen que el tesoro del sanguinario Benito se esconde entre las piedras de la Casa de las Campanas. Así que si vas y lo encuentras, acuérdate de nosotros que te lo hemos contado...


Pontevedra

Plaza Verdura, s/n (Oficina de Turismo)
36002 Pontevedra
(+34) 986 09 08 90

Google Map

Etiquetas: Costa

Otras audioguías de lugares que hay que ver cerca de Pontevedra